Refugios de animales en Quito y Guayaquil

Adopta un perro en Ecuador

Al día siguiente en clase me di cuenta de lo que estaba haciendo. He viajado antes con grupos, con mi familia y sola. Siempre fue por diversión, nunca para estudiar en el extranjero. Entonces, durante mi primera clase de español en la UEES aquí en Ecuador, mi maestra me preguntó muy intensamente cómo hacer un pastel de manzana. No sabía qué contestarle y ella seguía diciéndome más y más cosas en un idioma que no entendía del todo. El resultado fueron lágrimas. El choque cultural es un hecho.

Entonces me di cuenta de que estoy fuera de casa durante 7 semanas. Vivo en una ciudad nueva con una familia ecuatoriana, estudio su cultura e idioma en una escuela nueva, y muy lejos de todo lo que estoy acostumbrado todos los días en mi vida.

No fue hasta el final de la tercera semana del programa que comencé a enseñar servicios. Me considero afortunado con el puesto que obtuve: trabajar en un refugio de animales. El primer día que fuimos mi amigo y yo tuvimos que tomar autobuses públicos por primera vez. No sabíamos dónde estaba nuestra parada, así que le preguntamos a un hombre en el autobús. Lo siguiente que vimos fue a varios hombres, incluido el conductor, observándonos y asegurándose de que nos bajáramos donde teníamos que estar. Honestamente, la mejor parte de mi día fue ir al refugio a cuidar a los perros y gatos, abrazar y jugar.

Una cuna de regalo para benji / primer mes con nosotros

Explora los Andes y la selva amazónica La selva amazónica será un entorno totalmente nuevo para ti, con aventuras ilimitadas. ¿Por qué no pasar sus tardes libres descansando en una hamaca, socializando con sus compañeros voluntarios o conociendo a los lugareños? Pase sus fines de semana explorando la selva tropical más famosa del mundo o realice caminatas cortas y divertidas. O simplemente pasa “tiempo de calidad” con los hermosos animales que te ayudan a tener una vida mejor.

Estarás guiado en todo momento por los técnicos y profesionales del centro, por lo que como voluntario no necesitas ningún requisito profesional. Sin embargo, te pedimos que tengas un deseo genuino de ayudar a los animales, dedicación y una actitud trabajadora. La estancia mínima es de 4 semanas.

Compartes una casa de madera donde las habitaciones son privadas o dobles. El espacio se comparte con otros voluntarios de todo el mundo. El centro proporciona sábanas, mantas y almohadas (puedes traer las tuyas). Un baño compartido con agua fría está disponible.

Camping desierto de palmira – provincia de chimborazo

Los perros de Ecuador siguen siendo noticia tras el terremoto. Desde el primer día, cuando se encontraron perros custodiando los restos de las casas de sus dueños, sus historias se convirtieron en uno de los círculos más compartidos en las redes sociales. Estos son algunos de los más compartidos:

La Policía Nacional, a través del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), ha habilitado dos puntos de rescate en la costa, uno en Manta y otro en Pedernales. A estos dos lugares llevan perros de otras ciudades. La esperanza es que los perros ecuatorianos de la costa sean adoptados localmente, aunque hay planes para eventualmente traer algunos de estos animales a ciudades como Quito y Cuenca.

Algunas mascotas son rescatadas y se convierten en rescatistas al mismo tiempo. Dixi, una simpática perra de nariz respingona, se ha convertido en una heroína local en Muisne porque ladra fuerte justo antes de que llegue una réplica, advirtiendo a sus amigos humanos que se preparen para el terremoto inminente.

Pero la mayoría de los perros de rescate son animales entrenados. Killy por ejemplo. Es un perro de rescate que sufrió heridas en su pata delantera derecha mientras trabajaba en el barrio Tarqui de Manta. Antes de tener que abandonar el lugar de rescate debido a sus heridas, Killy rescató a 6 personas escondidas bajo los escombros.

El arquitecto que hace casas tipo Lego

Aunque el país no cuenta con estadísticas sobre mascotas, se estima que alrededor del 15% de ellas vive en una situación de abandono caracterizada por desnutrición y tortura física, incluyendo cadenas y aislamiento. Los municipios son responsables de establecer normas para el bienestar de las mascotas a través de la capacitación y educación de la población sobre el respeto a todas las formas de vida.

Sanciones más drásticas, educación y respeto a la vida de todos los seres vivos fueron los aspectos que acordaron ayer los exponentes del foro “Juntos por el cuidado y protección de la fauna urbana”, en la Asamblea Nacional.

El concejal Jorge Yunda, coordinador del Grupo de Bienestar Animal de la Cámara de Diputados, cree que si alguien es capaz de torturar y dañar a un animal, lo puede hacer al 100% con un ser humano.

Por ello, en mayo de este año se realizará el primer censo general en 16 distritos del distrito. Previamente se realizaron pequeñas pesquisas en barrios como El Panecillo (centro) donde se encontraron animales siendo alimentados por dueños de restaurantes y otros que tienen ‘permiso de roaming’, es decir que sus dueños los dejan con la puerta abierta para que puedan deambular. calles durante el día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba